Historia 

Fundada por Lennart Lajboschitz, la primera tienda Tiger abrió en Copenhague en 1995. Inicialmente fue una tienda de saldos que vendía toda clase de productos por 10 coronas (1,5 €). En el año 2000 habían abierto 40 tiendas en las principales ciudades de Dinamarca. 

En el 2001 abrió la primera tienda Tiger fuera de Dinamarca, concretamente en Reikiavik, Islandia. Nueve años después, Tiger tenía tiendas en 10 países llegando a abrir la número 100. En 2013 las tiendas Tiger atendieron a más de 39 millones de clientes de toda Europa y Japón. 

Cuando se fundó Tiger, las tiendas se conocían con el nombre de "Zebra". Este nombre se cambió por otro con un segundo sentido: el de "Tiger". En danés, Tiger se pronuncia tee’-yuh, que quiere decir tanto Tiger (o tigre) como "tenner" (de 10 coronas). Hasta junio de 2016, las tiendas se llamaban “TGR” en Suecia y Noruega, “Flying Tiger” en Holanda, “Flying Tiger Copenhagen” en Japón y solo "Tiger" en muchos otros países. En la actualidad todas las tiendas del globo se llaman igual: "Flying Tiger Copenhagen" y están presentes en 29 países.

El concepto

Flying Tiger Copenhagen es una tienda de diseño danesa con una peculiar y variada selección de productos de marca y con diseño propio a unos precios asequibles en euros. El 80 % de los productos cuesta menos de 5 € y muy pocos superan los 50 €. 

Con el paso del tiempo, el enfoque de negocio de Flying Tiger Copenhagen ha pasado de barato a único, de productos genéricos a productos de diseño propio, de niveles de precio únicos a varios precios, de surtido espontáneo a surtido deliberado

Productos 

El surtido de productos de Flying Tiger Copenhagen cubre categorías de uso habitual, como utensilios de cocina, suministros de oficina, juguetes, hobbys y artesanía, productos para fiestas, comida, artículos de papelería, electrónica, deportes, gadgets y accesorios de moda. 

La mayoría de productos tienen un diseño original con marca propia. Son artículos con estilo, color, prácticos, originales y a menudo sorprendentes. Tienen un aire escandinavo y muchas veces son sorprendentes. 

La combinación de productos apetecibles y peculiares con unos precios asequibles constituye un elemento diferenciador permanente del comercio minorista de Tiger. 

El embalaje típico de Flying Tiger Copenhagen es casi tan distintivo como sus propios productos. Es un embalaje simple, directo y escandinavo.  

Tiendas Flying Tiger Copenhagen

Las tiendas Flying Tiger Copenhagen se encuentran en las plazas principales, en calles peatonales de mucho tránsito o en los centros comerciales más conocidos. Normalmente tienen entre 200 y 300 m2 distribuidos como laberintos que guían a los clientes a través de cada departamento hasta las cajas. El diseño es minimalista y de estilo danés con paredes blancas, suelos de madera, iluminación cálida y sencillos accesorios hechos con materiales naturales.   

Responsabilidad social corporativa de Flying Tiger Copenhagen

En Flying Tiger Copenhagen estamos comprometidos con el desarrollo continuo de nuestra responsabilidad social. Este compromiso no solamente está plasmado en los contratos del Código de Conducta que mantenemos con todos nuestros proveedores, también lo está mediante los proyectos locales. En nuestra página web encontrarás más información sobre las directrices de la responsabilidad social corporativa de Flying Tiger Copenhagen.